miércoles, 30 de septiembre de 2015

Yo soy "de los de fuera"...

Parece que esta expresión me persiguiera.
Os cuento: gané la plaza de Profesor Titular de Inmunología en la Universidad de Valladolid en el año 1999. Hubo un concurso con varios candidatos, incluido el que ocupaba hasta entonces dicha plaza en interinidad. Y tras la oposición, pues yo resulté el ganador de la plaza, y tras unos meses de recursos, finalmente la Comisión de Garantías de la propia Universidad ratificó mi nombramiento.  Terminé recibiendo una carta oficial que me daba un plazo para lo que se denomina "toma de posesión de la plaza". Y yo, entonces trabajando en Londres, llamé por teléfono al departamento de profesorado funcionario de la Universidad de Valladolid para saber exactamente que documentos tenía que presentar el día de la posesión.

Me contestaron:
-DNI, Titulo de doctor, Renuncia de su puesto anterior con fecha anterior a la de la toma de posesión, Inscripción en el INEM

Y yo desde mi ignorancia, pregunté:
-¿Y no necesitarán el número de mi cuenta bancaria para transferirme las nóminas?

A lo que respondieron:
-¡Uy! si, perdone.  "No estamos acostumbrados a que nos quiten las plazas los de fuera"; normalmente ese dato ya lo tenemos...

Sobra decir que me quedé mudo ante aquel primer contacto con la UVa.

Pero es que la semana pasado he asistido a una reunión con motivo de la creación de una plataforma de Profesores Titulares que estamos acreditados para Catedráticos. Las promociones a catedráticos llevan mucho tiempo paradas por la crisis, la exigua tasa de reposición... y parece que recientemente un Real Decreto gubernamental ha abierto una pequeña vía para esta progresión en la carrera profesional del profesorado universitario. De modo que allí acudí todo contento con mi acreditación en la mente y prefiero no describir el tono y alguno de los comentarios de aquella reunión (si acaso los guardaré para otro post que podría ser muy interesante).

Pero si quiero comentar, que en el fragor de las opiniones que se cruzaron y plantearon, de pronto... en 2015 (16 años después de mi primer contacto con la UVa) uno de mis compañeros profesores acreditados a cátedra dijo esa frase de... ¿Y que sucede si se convoca la plaza y nos la quita uno de los de fuera?

Las respuestas que se sucedieron no importan. Para mí se paralizó el tiempo. Se hizo un silencio que parecía que me iba a reventar los tímpanos. No sé cuantos segundos transcurrieron hasta que recuperé la conciencia del sitio y momento en el que estaba. Se que me quedé mudo de nuevo. Se que salí cabreadísimo de la reunión, sobre todo por no haber sido capaz de levantarme y decir... "Yo soy de los de fuera, de esos puñeteros extraterrestres bastardos y malnacidos de los que habláis". Esos que parece ser que no son personas, ni profesores, ni están acreditados. Esos a los que tratáis y mencionáis como ladrones...

Sí, yo -Alfredo- "soy de los de fuera" y con ese pensamiento endogámico tan arraigado "dentro"... prefiero sinceramente seguir siendo considerado "de los de fuera" con la cabeza bien alta y... por mucho tiempo. Si es posible, para siempre.


1 comentario:

Paula Zamora dijo...

Será de los "de fuera", profesor, pero es de los pocos que se desviven por su trabajo.

El haber terminado ya la carrera le otorga a uno la ventaja de no volver jamás a ver ni escuchar a muchos de los que allí descansaban en la plácida silla de la cátedra.

Ah, y lo del teléfono suena a Negociado puro y duro.

Ánimo, los alumnos estamos con usted.
Especialmente los de la UVa.

Paula.

construyendo un INMUNOmundo global

El objetivo de este blog es que lo construyamos, actualicemos y usemos entre todos. En el mundo global de hoy en día todos aprendemos de todos, y la frontera profesor-alumno se difumina. Espero que le saquemos a esto rendimiento, y sobre todo utilidad

Contribuyentes